Wednesday, July 11, 2007

Un cuento charro.

Les voy a contar una historia, esta historia me la contó una profesora, amiga nuestra y Yucateca de siempre. Pero recuerden, es sólo un cuento...

Hace muchos muchos años, cuando en el país de Yu-kan-Tan reinaba el poderoso señor Cloret del Mole, papaíto de un famoso heraldo de Telerisa, los obreros y campesinos eran presa fácil de los cobradores de impuestos del rey y de los sindicatos charros que el emperador del RIP gobernaba (por cierto que era una monarquía constitucional, por eso los sindicatos).

Eran tiempos difíciles para los pobres, el malvado rey los exprimía cada vez más y los sindicatos sólo servían para cobrar las cuotas obligatorias. Con el tiempo, del maravilloso colegio de magos, la HUADY, surgió un valiente paladín al que, por cuestiones administrativas, llamaremos "pasante en derecho".

Este valiente defensor de la justicia decidió que no quería ser un "abogado" (más cuestiones administrativas) rico, sino un "abogado" que trabajara y luchara por el pueblo, el mismo que con carño le apodó "EL CHARRAS".

El Charras empezó su servicio social a pesar de los disgustos de los señores que mandaban en el colegio de magos, ayudando aquel joven aprendíz a los campesinos en pleitos ejidales con su muy pronta y acertada asesoría y su inagotable ardor guerrero. Con el tiempo decidió meterse en líos más graves y comenzó a ayudar a los obreros, quienes no sabían que podían estar en sindicatos no-charros, y menos aún que un sindicato servía para protegerlos frente a sus patrones, digo, frente a los nobles Yu-Kan-Tekos.

Con el tiempo el Charras logró formar una base obrera importante, tan sólo con la fuerza de su voluntad, con su afán de ayudar y con su certera asesoría; mientras que los ejidos veían recuperar algunas de sus tierras o por lo menos recibir un precio justo por la venta obligada de las mismas. Muchos amaban al Charras, la mayoría lo respetaban... Pero desgraciadamente también existía quien le temía. Y pasó lo que tenía que pasar.

Los poderos hacendados y empresarios, digo, terratenientes y nobles, se reunieron en una asamblea secreta con el poderoso Cloret del Mole y decidieron que era mejor terminar con la amenaza que representaba el Charras de una vez y para siempre. Cloret del Mole pidió ayuda al entonces emperador del RIP y a sus legiones de caballeros de la PGR (Puros Güeyes Rateros), mientras tanto él se comprometió a entorpecer las investigaciones y a utilizar a la SPV (Somos Pura Violencia) y demás corporaciones de caballeros para detener al Charras. Nadie lo supo sino hasta que había terminado.

Un buen día el charras ya no fue a sus conferencias, no llegó a las juntas sindicales que asesoraba y ya nadie en la escuela supo de él. Pasaron dos días de incertidumbre, y fue entonces cuando el pueblo despertó. No faltó mucho para que cientos de obreros y campesinos fueran a preguntar al MP (Míseros Peleles) por el paradero de Charras, las mamás de sus compañeros y las esposas de los obreros y ejidatarios visitaron el SEMEFO (Siendo Estudiante Mexicano Estás Formalmente Obituariado) y empezaron a buscar. En cuestión de horas el movimiento alcanzó proporciones desmesuradas y se organizaron brigadas de búsqueda; se presionaba a los funcionarios del gobierno de Cloret del Mole para que dieran respuestas... Sin embargo nada aparecía en los heraldos matutinos, el Diario de Yu-Kan-Tan calló, la T.V. no dijo nada, la radio emitía discursos políticos.

Con el tiempo la marea bajó y Cloret del Mole se sintió seguro de nuevo en su palacio; pero ocurrió entonces lo inesperado. Un grupo de campesinos halló el cuerpo del Charras en una carretera de Quintana Roo, sin uñas, lleno de golpes, quemaduras y sin vida. ¡Que terrible fue la reacción en Yu-Kan-Tan! Tan grande fue la ira que hasta en la capital imperial, la Gran Tenochtitlan, se iniciaron protestas y se presentaron demandas (que fueron debidamente sofocadas). Lamentablemente nada más sucedió. El Charras ya estaba muerto. Al paso de los años la historia se olvidó y Cloret del Mole pasó la corona a su sucesor y consiguió que su guapérrimo vástago se volviera bufón del emperador y heraldo ante el pueblo (entró a trabajar a Telerrisa).

Ahora, niños y niñas, ¿Qué podemos aprender de esta historia? Muchas cosas, como que es importante organizarnos, luchar por nuestros derechos, exigir justicia a las autoridades y sobre todo no olvidar que somos la mayoría, que podemos ganar ¡Chin! Pero que torpeza la mía... Se me olvidó que este era sólo un cuento, una historia de ficción.

En fin, que la disfruten damas y caballos güeros.

Que el Charras descanse en Paz. Efraín Calderón Lara, Gloria y virtud.

P.D. ¿Se acuerdan de quién apareció frente al "castillo" de Chichén Itzá hace un par de días?
P.P.D.
  • Nunca más el olvido

  • Nunca más el olvido
  • 8 Comments:

    Blogger Las orquídeas son de fuego said...

    Menos mal que esas cosas solo pasan en tu imaginación y en las taranovelas de Telerisa... Un minuto ¿No es así?

    Estupendo cuento, en realidad es gracioso y lo mejor es que es sin afán de desvalorizar aquellos sucesos de los años 80.

    Siempre en la mente de todos estará el Charras, aun que no quieran admitirlo.

    Saludos.

    9:20 PM  
    Blogger Atte: Un Loco en un mundo de Cuerdos... said...

    Jeje, gracias.

    9:25 PM  
    Blogger Yum Kaax said...

    Pues yo encontré el cuento con cierto saborcillo a obradorista reprimido...
    No sé....
    Te hace daño estar expuesto a la radiación (fecal) que emanan los jipis y perroflautas de la faculta'...

    10:56 PM  
    Blogger Yume said...

    yo disfrute mucho de el cuento, me gusto ese tono ingenioso e ironico, un gusto leerte... y pues si así pasa cuando alguien decide que lo que quiere no es hacer dinero sino hacer lo correcto todos se ponene en su contra, esque acaso estara loco? porque no hace como todos los demas?....

    10:44 PM  
    Blogger Atte: Un Loco en un mundo de Cuerdos... said...

    No de obradorista reprimido, pero sabes que tiro de zurda; lástima que vivo en una sociedad cn mentalidad opuesta a la mía :P Así es la vida.

    2:42 PM  
    Anonymous Anonymous said...

    Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!

    12:46 AM  
    Anonymous Anonymous said...

    I inclination not acquiesce in on it. I assume polite post. Particularly the appellation attracted me to review the unscathed story.

    2:57 AM  
    Anonymous Anonymous said...

    Brim over I assent to but I dream the brief should acquire more info then it has.

    8:38 PM  

    Post a Comment

    Links to this post:

    Create a Link

    << Home