Friday, August 31, 2007

ENELL

El Encuentro Nacional de Estudiantes de Lingüística y Literatura se llevará a cabo en la primera semana de Octubre de este año en la ciudad de Mérida, Yucatán, y la UADY será la encargada de llevar sobre sus hombros este magnífico evento.

Con motivo de el ENELL, mi licenciatura (Literatura Latinoamericana) tiene toda la responsabilidad de llevar a buen término la experiencia académica; puesto que somos la única carrera con orientación literaria en la UADY. Para este respecto un grupo de voluntarios (su servilleta incluido) nos repartimos las diferentes tareas de organización y realización del evento; agrupándonos en comités como: Logística, Convivencia social, Recepción de ponencias y coordinación de mesas-panel (una de las dos a las que pertenezco) y Dirección general.

Es mi responsabilidad como uno de los dos únicos miembros (en activo) de mi comité el revisar todas las ponencias que se me asignen para tal fin, buscando ser imparcial en la aplicación de los criterios de evaluación para poder así asegurar participaciones de calidad y en una cantidad aceptable para el evento que esperamos sea el ENELL. El problema aparece cuando mi primer lote son siete ponencias de alumnos de todo el país, de estudiantes con un nivel muy superior al mío (recordad que estoy en tercer semestre) y con temáticas que van más allá de mi equipaje cultural (que no es nada estrecho); baste decir que una ponencia de la UNAM que me ha tocado revisar habla acerca de equipos técnicos del teatro clásico griego... Y el ponente hace citas ¡En Griego! ¿Cómo puedo trabajar con eso? Me va a ser muy dificil, pero también muy excitante.

Jeje, dulces experiencias vitales, luego les contaré más.

P.D. A eso súmen el hecho de que el acervo bibliográfico y hemerográfico de la UADY es bastante limitado en el universo de la crítica literaria y la lingüística en general.

Tuesday, August 07, 2007

Algo que me encontré.

A continuación reproduzco íntegro el contenido de un correo electrónico que un "blogger" xochimilca me mandó hace casi un mes... Y que había olvidado poner :P

Esto salió solo en la TV, en Canal 11, y sólo se publicó en "La Jornada".


Una muestra de la vida nacional
René Drucker Colín

El 4 de junio del presente año, Carolina Aranda Cruz, de 11 años, estudiante de quinto de primaria, fue invitada a dar un discurso en el World Trade Center ante cientos de pediatras y del secretario de Salud. Su discurso terminó con una frase devastadora: "Pobre México nuestro, tan
cerca del futbol y tan ! lejos de la ciencia".

Algunos extractos de su discurso son apabullantes; Carolina dice: "¿Por qué apoyar más a los futbolistas que a los científicos? ¿Son mejores personas? ¿Producen mayor riqueza? ¿Nos divierten más? No creo, gracias a los científicos también nos divertimos, ellos inventaron las computadoras, los ipods, los simuladores. Además, salvo algunos casos, los jugadores de futbol nos hacen ver muy mal mundialmente y nuestros científicos, que nadie apoya, no". Y en otro segmento de su discurso expone: "Me da pena que nuestro gobierno y nuestros empresarios inviertan tanto en futbol y seamos tan malos. Me da pena que inviertan tan poco en ciencia y seamos tan buenos. Tenemos la mejor universidad de hispanoamérica, según la revista Time, y cada vez le damos menos recursos a la UNAM. ¿Por qué no apoyar a lo que ya dé resultados? Un país que no invierte en ciencia y educación siempre será un país pobre. ¿Queremos un México pobre?"

¡Qué les parece! Carolina le dio al clavo, y por demás, pues tiene razón. Ya lo vimos, por poco perdemos en futbol con Cuba, país donde ese deporte casi no se juega, y perdimos con Honduras. Pero ejemplos de ésos abundan en la historia del futbol mexicano.

Por otro lado, cabe mencionar otra vergüenza. El discurso de Carolina sólo tuvo eco en un medio de comunicación escrito y en uno televisivo. La pobreza noticiosa de los medios de comunicación también se evidenció. Y las cosas no cambian. Hace más o menos seis años, tres jóvenes mexicanos ganaron medallas de plata y bronce en una olimpiada científica en Dinamarca, donde compitieron 52 países. Ningún medio de comunicación vio importancia alguna en mencionarlo en algún segmento. Estaban muy ocupados con señalar las medallas de Ana Guevara, de quien también estamos muy orgullosos. Pero tanta diferencia, ¿se vale? Yo pienso que no.

La semana que acaba de pasar Televisa llevó a cabo su foro anual llamado "Espacio". Creo que cerca de 5 mil universitarios asisten para escuchar a diversos personajes de la vida académica y política. Entre los invitados estuvo el actual director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología
(Conacyt), Juan Carlos Romero Hicks. La ocasión hubiera sido perfecta hablar sobre los proyectos que tendría el Conacyt para impulsar las oportunidades en la ciencia para los jóvenes, o de las estrategias para desarrollar la tecnología que requiere el país en los próximos años y que podría abrir abanicos de oportunidad para la juventud. Pero no, habló sobre la moral. Yo no tengo nada en contra de la moral, pero hubiera sido moralmente más correcto para el director del Conacyt explicar, presentar o desarrollar temas sobre los cuales cientos de jóvenes en el país están preocupados y que se relacionarían con su futuro como mexicanos con oportunidades.

También la semana pasada ocurrió algo que me llamó la atención, por no decir que me sorprendió sobremanera. Y esto fue la noticia destacada, también en pocos medios, de que el subcomediante Marcos estaba criticando las acciones del jefe de Gobierno del Distrito Federal en contra del crimen organizado, llamando despojo a las expropiaciones. O sea, si bien entendí las notas, procurar romper las redes de corrupción de delincuentes es despojo. Quedo con un poco de desorientación. Sería bueno preguntarle a Marcos si lo que ocurre con el Auditorio "Che Guevara" de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM se le denomina "despojo" o "expropiación".

En fin, estimados lectores, como pueden ver, en nuestro país tenemos mucho que deplorar, mucho de qué sonrojarnos y mucho que dejar de arropar.

ESTE TIPO DE CORREOS DEBERÍAN SER CADENAS INTERMINABLES Y DARLE LA VUELTA AL MUNDO VARIAS VECES HASTA QUE EL GOBIERNO ENTIENDA EL MENSAJE.

SI NO LO ENVÍAS A TODOS TUS CONTACTOS MÉXICO NO PASARÁ EN LA COPA DE AMÉRICA... PERO SI LO ENVÍAS, DE TODOS MODOS VA A PERDER.